¡Sueños!

¡Sueños!

Mamá, si no hay Semana Santa ¿porqué son tan largas las vacaciones?, ¿porque no vamos al centro?, ¿estoy castigada sin salir a pasear?

Son algunas de las preguntas que los chicos del Centro Ocupacional de D. Rogelio, repiten sin cesar viendo que pasan los días y no están realizando esas actividades que formaban parte de su día a día.

Han oído que en la calle hay algo peligroso que se llama virus, pero lejos de sus mentes el dolor, los temores y la muerte que todo lo que está pasando conlleva.

No saben del gran peligro que a todos nos acecha, tan solo sueñan con ese día en el que sus brillantes ojos, tan característicos de la inocencia, puedan ver que su horizonte de vida cotidiana se acerca y se vuelvan a sentir seguros en él viendo que todo vuelva a estar en su sitio.

Ellos no se preguntan las secuelas que pueda dejarnos esta situación anómala y difícil, tan solo sueñan con una distinta realidad, la que ellos conocen, una realidad envuelta con el precioso papel de sus ilusiones y los recuerdos de días tranquilos y divertidos. Y mientras sueñan, sus mentes vuelan de recuerdo en recuerdo, como mariposas en busca de la más bonita flor que es su vida sencilla, la de cada día, porque en su inocencia, eso es lo más valioso ya que es lo auténtico e importante, lejos de las prisas y los afanes que a todos los demás nos atrapan en el estrés y la ansiedad, dejando atrás los pequeños detalles que son lo que verdaderamente enriquece y con lo que estos chicos sueñan que nunca les falten, por eso, pase lo que pase ¡no dejan de soñar!


Imprimir   Correo electrónico