8 de junio - Día Mundial de los Océanos

El Día Mundial de los Océanos fue designado como tal el 5 de diciembre del año 2008 por la Asamblea General de las Naciones Unidas para ser celebrado cada 8 de junio de cada año. Pero no fue la primera vez que se hablaba de este tema, el concepto de un «Día Mundial de los Océanos» fue propuesto por primera vez en 1992 en la Cumbre de la Tierra en Río de Janeiro como una manera de celebrar los océanos que comparten los países de mundo y nuestra relación personal con el mar.

Los océanos cubren alrededor de dos tercios de la superficie de la Tierra y son el verdadero pilar de la vida. Generan la mayor parte del oxígeno que respiramos, absorbe una gran cantidad de las emisiones de carbono, ofrece comida y nutrientes, regula el clima, y son económicamente importantes para los países que confían en el turismo, la pesca y otros recursos marinos para sus ingresos. Además, son la espina dorsal del comercio.

Desafortunadamente, la presión humana, que incluye la sobreexplotación pesquera y la pesca ilegal, desconocida o sin regular, así como las insostenibles prácticas de acuicultura, la polución marina, la destrucción del hábitat, las especies invasivas, el cambio climático, y la acidificación están causando un grave daño a los océanos y los mares.

Este día se celebra por diferentes objetivos:

- Para recordar a todo el mundo el gran papel que los océanos juegan en nuestras vidas, pues, son los pulmones de nuestro planeta, que generan la mayoría del oxígeno que respiramos.

- Para informar a la opinión pública de las consecuencias que la actividad humana tiene para los océanos.

- Para poner en marcha un movimiento mundial ciudadano a favor de los océanos.

- Para movilizar y unir a la población mundial entorno al objetivo de la gestión sostenible de los océanos. Son una fuente importante de alimentos y medicinas, y una parte esencial de la biosfera.

- Para celebrar juntos la belleza, la riqueza y el potencial de los océanos.

Los océanos ayudan a regular el clima y el tiempo y proporcionan oxígeno y alimentos, así como otros efectos beneficiosos para el medio ambiente y para la sociedad y la economía en general. La «economía azul» del océano es eje central de nuestras vidas: los productos del mar son la principal fuente de proteínas para al menos una de cada cuatro personas en el mundo.

Hay que conocer unos datos importantes respecto a los océanos:

- Los océanos cubren más de 70% de la superficie del globo de los que sólo el 1% de la superficie oceánica está protegida.

- Entre un 50 y un 80% de la vida en la Tierra se encuentra bajo la superficie del océano, que constituye 90% del espacio habitable del planeta. Menos de 10% de este espacio ha sido explorado hasta ahora por el Hombre.

- Un conjunto de organismos marinos minúsculos llamados fitoplancton producen la mitad del oxígeno de la atmósfera mediante la fotosíntesis.

- Los océanos contienen 96% de todo el agua de la Tierra. El resto es agua dulce que se encuentra en forma de ríos, lagos y hielo.

- El océano absorbe anualmente cerca del 25% del CO2 que se agrega a la atmósfera debido a la actividad humana, reduciendo así el impacto de este gas con efecto de invernadero en el clima.

- El conjunto de los ecosistemas costeros que actúan como sumideros de carbono, como los manglares, las marismas salinas y las praderas submarinas pueden contener una cantidad de carbono cinco veces superior a la de los bosques tropicales

“Los océanos juegas un gran papel en nuestras vidas. Son los pulmones de nuestro planeta y generan la mayoría del oxigeno que respiramos”

 

 


Imprimir   Correo electrónico