17 de octubre - Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza

Este día se celebra cada año desde 1993, con él la Asamblea General de las Naciones Unidas, quiere crear conciencia en el mundo sobre la necesidad de erradicar la pobreza y la indigencia en todos los países. Este objetivo es un elemento fundamental del programa de desarrollo de las Naciones Unidas y sigue siendo el elemento central de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM).

 

Antecedentes

La asignación del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza se remonta al 17 de octubre de 1987, cuando más de 100 mil personas se congregaron en Trocadero, París, para recordar que en 1948 se había firmado la Declaración Universal de Derechos Humanos, y también para rendir homenaje a las víctimas de la pobreza extrema, la violencia y el hambre, ya que se consideró que la pobreza es una violación de los derechos humanos.

Desde entonces, personas de toda condición, creencia y origen social se reúnen el 17 de octubre de cada año para renovar su compromiso y mostrar su solidaridad con los pobres.

En el año 2000 se celebró la Cumbre del Milenio, en la que se reunieron los 189 representantes de los Estados Miembros de la ONU, para debatir los objetivos a los que se enfrentaba la organización ante el nuevo siglo, en ese evento se firmó la Declaración del Milenio para luchar contra la pobreza y se pactó reducir el porcentaje de personas que viven en dicha situación, a la mitad para el año 2015, además de decidir los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM).

 

Pobreza extrema

El tema para este año es “Juntos contra la pobreza”, el cual busca promover la necesidad de crear una alianza mundial de la lucha contra la pobreza, en la que participen de manera activa tanto los países desarrollados como los países en desarrollo.

Según estimaciones de la ONU y el Banco Mundial, alrededor de 1000 millones de personas vivirán en la pobreza extrema en el 2015 en todo el planeta. La comunidad internacional fijó una meta en el año 2000, la cual consistía en reducir ese porcentaje de personas, la cual se logró en el 2010; sin embargo la consigna actual es continuar con la tarea en la agenda mundial de lucha contra este flagelo.

 


Imprimir   Correo electrónico