Disfruta de las pequeñas cosas de la vida, un día te darás cuenta de que eran las más grandes

“La vida está llena de simples acontecimientos que muchas veces por su cotidianidad, pasan desapercibidos”, o tal vez, por el sólo hecho de tenerlos, creemos que estarán ahí para siempre sin percatarnos de su valía.

“Al mal tiempo, buena cara” es un refrán según el cual cuando las cosas van mal o se complican, lo más conveniente es enfrentarlas con la mejor actitud.

En su sentido literal, se puede interpretar que cuando hay mal tiempo atmosférico, lo mejor es mostrar una cara sonriente o plácida para evitar que el estado del clima nos arruine el día. La actitud es fundamental en la forma en que enfrentamos las situaciones de la vida, sobre todo aquellas que son decepcionantes o especialmente difíciles.

Ten en cuenta que donde una puerta se cierra, otra se abre. La vida está llena de oportunidades, solo hay que saber coger las nuestras. Por eso hablo aquí sobre abrir una puerta. A veces pensamos que cuando algo se acaba, el mundo cae sobre nuestras cabezas de forma precipitada.

“No seas como la mayoría, que se mueren esperando su oportunidad y se pasan la vida diciendo: “es que no me ha llegado la mía.”


Imprimir   Correo electrónico