Una tarde entre Valbuenas

 “Aprendimos a que todo era posible y que no había que tener miedo”

Laura Figueiredo (19 de junio de 2024).- El pasado viernes el edificio del Pósito de Campo de Criptana abría sus puertas a los Valbuena, una exposición que reúne a cuatro generaciones de artistas. Desde el bisabuelo, Ignacio Valbuena hasta la bisnieta, María Valbuena, pasando por tres hijos y cinco nietos. Todos unidos por un mismo apellido y enriquecidos por la diferencia en las formas tan distintas de expresar el arte.

Una exposición que ha reunido a gran parte de la familia con una selección de obras que tienen su origen en un pequeño cuadro de la antigua iglesia de Campo de Criptana destruida en la Guerra Civil y pintado por Ignacio Valbuena (1906-1984), el patriarca de la saga. Este óleo llegaba a manos de María Valbuena en casa de su abuela Santi y es cuando la bisnieta decide que esa pintura, como tantas otras, están destinadas a perderse y a no conocerse. Pensado y hecho. Ella y Miguel se pusieron manos a la obra con el visto bueno de la familia.

Ha sido difícil la selección y ha sido imposible mostrar todos los trabajos en el mismo Pósito. Se ha habilitado El Portón como un segundo espacio de exposición. Allí está el trabajo de Yui y Surco Valbuena Makino, hijos de Francisco y la japonesa Momo quien también era toda una artista y cuyo trabajo se conoce poco en Campo de Criptana. Sus dos hijos coinciden en no considerarse artistas, aunque tienen un amplio trabajo a sus espaldas. Es con ellos dos con los que hablo a pie de exposición en un ambiente cercano y familiar para todos los que tuvimos la suerte de poder celebrar con esta gran familia la exposición “Valbuenas#01.

Yui Valbuena Makino, de profesión agitadora social

Yui,¿ cómo te presentarías a los criptanenses?

Que yo no soy artista, soy agitadora social. No vengo a presentar arte, y sí a vomitar lo que llevo dentro, esa esencia.

-¿Y cómo expresas esa esencia?

Bueno pues te invito a ti y todos, a que vayan a verla en El Portón. Son los monstruos expresándose, los deseos, son las entrañas.

-Bien y ¿qué usas como medio de expresión de esas entrañas? ¿El pincel? ¿La escultura?

 Yo no he cogido un pincel en mi puta vida, solo para pintarme el ojo; yo expreso de otra manera. Lo ves en el Portón y me dices qué te parece.

“Yo no he cogido un pincel en mi puta vida, solo para pintarme el ojo”

 

-Bien, eso haré ¿Qué has aprendido de tus padres?

A ser yo, a disfrazarme para mis performances, pero siempre a ser yo sin miedo a las críticas, al qué dirán…

-¿Dónde vives?

Vivo por el mundo, voy rodando.

-¿Qué significa para ti esta exposición?

La exposición muestra para mí que cada uno se expresa de una manera, cada uno tiene una esencia y es diferente.

-¿Algo en común en los Valbuena?

No veo nada en común creo. Cada uno tiene su esencia y es esa belleza de la individualidad lo que remarca esta exposición, que cada uno somos distintos; nos expresamos de una manera diferente y es esa la belleza, la belleza de la diferencia, la belleza de la imperfección y no sé si nos une o desune.

“Cada Valbuena tiene su esencia y es esa belleza de la individualidad lo que remarca esta exposición”

 

-Ni tú ni tu hermano firmáis con vuestro apellido Valbuena. ¿Por qué?

Porque no nos hace falta, cada uno somos cada uno sin necesidad de más.

 

Surco Valbuena y una exposición para celebrar

-Hola Surco, ahora te toca a ti. Preséntate a Criptana y a los criptanenses.

Me llamo Surco, Sabu como me llamaba mi padre. Nací en Campo de Criptana hace casi cuarenta años y os cuento que no me siento artista tampoco. Yo me dedico a la moda, soy diseñador y como consecuencia acabo muchas veces desarrollando proyectos de lenguaje artístico, pero yo no me siento artista como tal.

-El arte también está en el diseño y más cuando hablamos de moda, detrás hay mucha creación.

Creo que el artista tiene una metodología de trabajo mucho más diferente a como trabajo yo.

 -¿Tu trabajo es más comercial?

 Sí, yo trabajo para un mercado por unas necesidades y para una industria; el artista lo hace más como una necesidad interna, propia y personal.

-¿Qué diseñas?

Zapatos y ahora estoy en Milán

-¿Qué recuerdas de Criptana?

Recuerdo mi casa y sobre todo mi casa cerca del parque y del Flechas, que ya no existe. La verdad es que vengo muy poquito a Criptana.

-¿Qué significa para ti esta exposición Valbuena?

Para mí, la expo es un motivo muy importante para reunir a la familia, para celebrar y compartir ese motivo de celebración.

“La expo es un motivo muy importante para reunir a la familia y para celebrar”

 

-¿Qué aprendiste de tus padres?

Pues de ellos aprendí que todo era posible y que no había que tener miedo. Y eso es lo que he hecho, no tener miedo ni a la sociedad ni al peso del apellido ni a nada.

“No he tenido miedo ni a la sociedad ni al peso del apellido ni a nada”

 

-¿Los molinos están de alguna manera presentes en tus diseños?

No, no. Respeto muchísimo la cultura del pueblo y para mí es algo que yo no lo puedo tocar. El molino pertenece a otros.

 

Ninguno de los dos va por delante hablando de sus trabajos y su obra. Por el contrario, lejos de prodigarse en palabras y halagos invitan a ver su obra expuesta en un segundo escenario, en El Portón.

Allí es donde se entiende que Yui se defina como “agitadora social” porque su arte lo recoge en imágenes fotográficas, que como bien dice, le salen de las entrañas y no dejan indiferentes. Yui, acostumbrada a ver el cuerpo desnudo con toda naturalidad le duele como esos cuerpos se ocultan, se encierran; son cuerpos atados, anudados, dolidos, fracasados y acomplejados. Yui, nos habla de la belleza de la imperfección y de ahí el nombre de su exposición: des-atar y desa-nudar.

En otra sala están los cuadros de desnudos de Sabu en grandes dimensiones, desnudos en su mayoría masculinos. En un rincón Humildad Valbuena nos muestra una amplia colección de fotografías hechas por ella y nos invita a participar en un pequeño taller de serigrafía en carteles y en su versión más rudimentaria. Nos cuenta que es hija de María Antonia Valbuena Delgado quien ya tiene más de 90 años y ha sido modista con ganas todavía de coser y diseñar. Humildad, fue también muy ochentera formando parte de un grupo musical súper punk “Pelvis túrmix” y nos habla de la sala Rock-Ola de Madrid y otras salas que ya no existen salvando Vía Láctea y El Pentagrama.

María Valbuena ocupa un tercer espacio en este laberíntico y abierto Portón. Y lo hace acercándonos un trabajo lleno de color y en búsqueda de nuevas formas. No falta en la inauguración Ana Belén Valbuena, unida al arte y a la transmisión de todo lo aprendido como profesora en la Escuela de Arte de Toledo.

A María, a Humildad y a Ana y a Yui y Sabu se suman quienes para Criptana siempre han sido más cercanos y más del pueblo, Paco Valbuena hijo, un mito de toda una movida entorno a las Musas junto a su hermano Miguel con un trabajo que va mucho más allá de los magníficos murales que firma en las paredes blancas de Campo de Criptana.  Es la primera vez que cuelga parte su obra en El Pósito. Y junto a todos ellos, Santi Quintanar, corazón y trabajo de madre y abuela.

Una familia en la que, como decía María en la inauguración, el arte no es una excepción, es la cotidianidad, es el día a día. Y es algo tan habitual que se muestran parcos en palabras a la hora de hablar de sus trabajos y trayectorias profesionales.

En fin, todo un orgullo para los criptanenses y ya era hora que Campo de Criptana acogiera una exposición en homenaje a estas cuatro generaciones de Valbuenas. ¿Habrá un Valbuenas #02?

En la foto principal: en El Pósito durante la inauguración: María, Miguel, santi, Yui; Humildad y Ana. Agachado Surco. 

 


Imprimir   Correo electrónico

Publicidad

Image
Image
Pertenece a:
Image

BOLETÍN DE NOTICIAS

Suscríbete a nuestro boletín de noticias semanales para seguir la actualidad de Campo de Criptana.

SÍGUENOS
Facebook   Facebook  twitter Youtube

En campocriptana.info utilizamos cookies para mejorar tu experiencia al navegar por la web. Si quieres saber, To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

  I accept cookies from this site.
EU Cookie Directive plugin by www.channeldigital.co.uk