Domin Villarejo, la voz de las noticias Onda Cero durante más de 30 años  

Domin Villarejo, la decana del periodismo comarcal se prejubila

“Me voy con las ganas de poder contar que Criptana tiene por fin el auditorio tan merecido”

Laura Figueiredo (7 de julio de 2021).- Durante mucho tiempo ha sido la voz de las noticias de la comarca a primera hora de la mañana. Nos ha acompañado en el desplazamiento al trabajo o durante el desayuno para volver a ponernos al día a primera hora de la tarde o ya cerca de la noche. Ella nos ha contado la actualidad de esta amplia Mancha donde los que la desconocen pueden pensar que nunca ocurre nada pero quienes vivimos en ella sabemos que hay mucho que contar bueno y a veces no tan bueno. Ahora, esa voz llega a un merecido descanso y reconocimiento por parte de sus compañeros y empresa. Mañana jueves, 8 de julio, recibe el Premio “Corazón de la Mancha” a la trayectoria profesional.

Es Domin Villarejo Cicuéndez, periodista y responsable de informativos en Onda Cero Alcázar de San Juan durante más de 30 años. Es de Puebla de Almoradiel (Toledo) aunque bien se puede sentir manchega en el sentido más amplio pues no hay rincón de esta gran comarca donde no haya llegado su voz y su trabajo. En Campo de Criptana son muchos quienes la conocen al menos “de oídas” formando parte del día a día desde el sonido siempre de la radio.

Hace unos meses se prejubilaba. Domin asegura que la radio fue a por ella y no le ha abandonado en todo este tiempo aunque siempre le ha gustado más el periodismo escrito. Algo que ha podido ejercer como corresponsal de la Agencia EFE y de La Tribuna durante muchos años. Una profesional que ha sabido hilar bien la información para llegar a los hechos, a lo interesante y esencial sin dejarse despistar por el ruido mediático que otros se empeñan en generar. Y lo ha hecho con serenidad e inteligencia.

Domin Villarejo nos habla en esta entrevista de una forma sincera sobre lo que es ahora el periodismo , mira atrás para hacer historia, no pierde de vista el presente en el que vive y un futuro que es un ahora en el que tiene mucho por hacer. (fotos Betsabe Alhambra)

Domin Villarejo, entrevistada, y Laura Figueiredo, entrevistadora, han compartido años de trabajo periodístico y compañerismo

-Domin ¿Cómo estás?

Bien, muy bien. Siento no seguir siendo esa voz de las noticias, como tú dices, pero estoy bien.

-Parece que nunca llega pero al final todo llega. ¿Habías pensado alguna vez que a ti también te llegaría un plan de prejubilación?

La verdad es que nunca pensé que eso de la prejubilación me fuera a pasar a mí; lo había visto en amigos de mi entorno y entonces pensaba –qué suerte si yo pudiera con todo lo que estoy dejando de hacer- Y de la noche a la mañana sin previo aviso llega la propuesta. El 31 de diciembre entró en vigor el plan 2020 de Atresmedia. Un plan para prejubilar a mayores de 57 años voluntario y pensé que podía haber llegado mi momento para dejar de hacer lo que venía haciendo desde más 30 años y empezar a hacer otras cosas que tenía apartadas. Yo la vi como una oportunidad, me acogí a él y lo aceptaron. Y aunque lo esperes y te apuntes voluntariamente siempre al principio echas de menos lo que ha sido una gran parte de ti durante tantos años. Yo dejo unos magníficos compañeros en la radio, colegas en el resto de medios de comunicación y gente con la que he trabajado de forma muy estrecha. 32 años en Onda Cero y 3 en Radio Cadena y siempre con un carácter comarcal.

- Muchos años y además en una profesión intensa.

Este trabajo es muy movido, interesante a ratos, con días de todo y un trabajo con el que tienes una relación muy estrecha con muchas personas. Puede resultar repetitivo: carnavales, elecciones… implica moverte mucho y en muchos ambientes y echarle muchas horas y sobre todo deshoras.

“Esta profesión implica moverte mucho y en muchos ambientes y echarle muchas horas y sobre todo deshoras”

-Criptana ¿Qué lugar ha ocupado en la información?

Para nosotros ha sido de los principales puntos de información porque ha generado siempre muchas noticias y no hay que olvidar la interdependencia entre Alcázar y Criptana, en ambos sentidos. Es un pueblo que a nivel cultural se mueve muchísimo con una gran fuerza asociativa. Un pueblo muy solidario, ahí está la restauración del Convento, las campañas de Cáritas, publicaciones, la AECC que va más allá de recoger solo fondos y se preocupa de organizar actividades, charlas informativas y de prevención. Ya lo hemos oído muchas veces pero es que es cierto, lo que se mueve en Criptana y con el nivel de calidad que se hace es algo extraordinario que ha generado noticias casi siempre amables y positivas.

“Criptana ha generado noticias casi siempre amables y positivas”

-¿Recuerdas una información triste y dura de Criptana y otra buena?

Las malas están relacionadas con casos muy trágicos de asesinatos desgarradores. De esos que piensas que nunca vas a tener que cubrir. Una localidad mucho menor en habitantes que Alcázar y que ha sufrido muchos más casos de estos que no se explican. Para el periodista, al menos yo, no puedo olvidar esos casos y te sorprende algunas veces la frialdad con la que lo tienes que contar. Y saber lo que puedes y no puedes contar y lo que no conviene contar.  ¿Noticia alegre? la alegría de los conciertos en la sierra, los musicales en el teatro, las iniciativas solidarias…

-¿Qué te hubiera gustado contar y no has contado?

¿De Criptana? Me voy con las ganas de poder contar que Criptana tiene por fin auditorio porque si hay un pueblo que se merece un buen auditorio en la comarca, es Criptana. Por lo que aporta Criptana a la cultura y todo el movimiento que tiene ya lo tenía que tener hecho hace años.

-¿En qué momento dejas el periodismo informativo? ¿Cómo es ese periodismo en este 2021?

Bueno… me preguntas con doble intención y nos conocemos Laura. En un momento en el que yo creo que hay más dificultades para poder ejercer nuestro trabajo con total libertad y sin ningún tipo de censura. Llevamos muchos años que lejos de escribir lo que nosotros vemos y cómo percibimos la realidad desde la honestidad siempre profesional ya nos lo dan todo hecho. Es el trabajo de los gabinetes de prensa con las directrices de quien paga, normalmente instituciones públicas y políticas aunque también hay empresas; ellos son los que van dictando lo que quieren que se escriba y hasta marcan el titular a los periodistas. De tal modo que cada vez es más difícil poder ejercer nuestra profesión como siempre se ha hecho: contar lo que pasa. Cuando uno dice que llueve y otro dice que no llueve la labor del periodista es salir a la calle y comprobar si llueve. Pues bien, cada vez tenemos más difícil salir a la calle y comprobar y si ves que llueve cada vez es más difícil contarlo si hay a quienes no les interesa que se diga. Los periodistas buscábamos la noticia, las fuentes y elaborábamos la noticia con lo que habíamos recogido. Nosotros elaborábamos nuestra propia noticia, cosa que ahora no ocurre.    

“Los periodistas vivimos un tiempo en el que hay más dificultades para ejercer nuestro trabajo con total libertad y sin ningún tipo de censura”

-Domin ¿Nunca has opinado en el micrófono?

No.

-¿Y no te ha costado?

Mucho, claro. He entrevistado a mucha gente y he preguntado pero no opinado. Es verdad que  la pregunta la he derivado hacia un tema pensando siempre en el interés de la audiencia o lector. Nunca he presionado a un entrevistado para que me respondiera lo que yo pensaba o quería que me dijera. Jamás lo he hecho porque creo que no es nuestra labor.

“Nunca he presionado a un entrevistado para que me respondiera lo que yo pensaba o quería que me dijera. Creo que no es nuestra labor”

-¿Por qué te haces periodista?

Pues no sé por qué pero lo cierto es que yo era consumidora de esos documentales que había en la TV que conocíamos de pequeños y me contagió de alguna manera. Llegado el momento de la elección me matriculé en Ciencias de la Información y también en una Escuela de Arte porque me gustaba el diseño y la moda. Al final opté por Periodismo.

-¿Cómo fueron los inicios?

Pues fueron difíciles como los de la mayoría de nuestra edad. Entonces no se hacían prácticas antes de terminar la carrera, tú te buscabas las prácticas. Empecé haciendo prácticas en un periódico en Toledo sin cobrar y me proponen hacer prácticas en la radio en Socuéllamos en lo que era Radio Cadena Española que luego pasó a ser de RNE-Radio5. La verdad es que a mí me gustaba más la prensa pero dije que sí. Estuve año y medio en informativos y sin cobrar hasta que me contrataron. Por eso siempre digo que la radio me eligió a mí en vez de yo a la radio. Hablo de los años 86-87. Al principio iba y venía desde mi pueblo, Puebla de Almoradiel y cuando me casé nos quedamos en Socuéllamos a vivir.

“Siempre digo que la radio me eligió a mí en vez de yo a la radio”

-Y la radio te siguió persiguiendo ¿Cómo llegas a Onda Cero en Alcázar de San Juan?

Bueno, cuando llegué era Radio Luz de la cadena Rato que luego fue Onda Cero. El director, Nicolás Ramos, piensa en mí para sustituir a la redactora que había. Me venía muy bien porque mi marido trabajaba en Alcázar. Era abril del 89 y ahí he trabajado hasta diciembre de 2020.

-¿Te gusta más el periodismo radiofónico o escrito?

Me gusta más escribir que hablar. El periodismo escrito lo combiné con el de radio pues estuve 20 años por lo menos como corresponsal de EFE, corresponsal en Tribuna y Lanza. Era una página diaria desde Alcázar y su comarca.

-¿Seguimos con los mismos temas?   ¿Hay temas que no cambian?

Hay temas que siguen sin resolverse. Un ejemplo claro es el tema del campo, el año pasado estuve en Tomelloso cubriendo las movilizaciones y tractoradas que se convocaron justo antes de la pandemia y por los mismos motivos de hace más de treinta años cuando también fui testigo de aquellas reivindicaciones: bajos precios y poca consideración y reconocimiento del trabajo agrario. Y qué te voy a contar del agua, los pozos, los caudalímetros, las Tablas de Daimiel, el Acuífero-23… Hay muchos temas y tras tantos años me doy cuenta que nosotros hemos venido trabajando por toda una serie de cuestiones que esperábamos que se resolvieran o que se dieran por perdidas pero al final todo resulta un tanto Kafkiano. El campo está sin resolver y sigue asumiendo perdidas y sin los beneficios que debería tener. Del tema del agua más de lo mismo: hemos estado trabajando muchos años por la puesta en marcha de ese famoso Plan del Alto Guadiana y al final un día cambia el gobierno, se deroga y no se vuelve a hablar más de él ni a saber y no pasa nada. No se vuelve a insistir en esa idea de –o ponemos en marcha este plan o nos quedamos sin agua-. Mientras, seguimos abriendo el grifo y sale agua y no pasa nada.

“Hay temas que se siguen repitiendo en las noticias igual que hace treinta años y sin solución”

-Una noticia que recuerdes especialmente.

No sabría decirte… Es verdad que siempre le he dado mucha importancia a la agricultura, al vino, al agua… El hospital fue otro tema que nos ocupó durante muchos años desde que se dijo que se iba a construir hasta que se puso en marcha.

-¿Algo que ha sido determinante para toda la zona?

El hospital ha hecho comarca y se atendió una prioridad como es la salud. Ten en cuenta que estamos hablando de una zona que estaba muy abandonada y una población muy desatendida. Y además, todo eso coincide con una década muy triste para Alcázar, el desmantelamiento de Renfe y toda la industria que había a su alrededor además de otras empresas. Es cuando ya se había perdido el paso del AVE Sevilla.

-Hablando del hospital, “La salud es lo que importa” es uno de los programas que pusiste en marcha y que lleva en antena unos cuantos años.

Un programa que nos ha acercado a los profesionales de la medicina y además desde el principio. Lleva más de 20 años. Abrió un canal importante de comunicación entre la población y los sanitarios. Había una gran ilusión en esos médicos que llegaban a poner en marcha el hospital y de alguna manera me hice portavoz, a través del programa, de esa inquietud y deseo de que el hospital no se quedara en un hospital desatendido.

-Dices adiós a tu trabajo tras unos años especialmente complicados en lo personal.

 Los últimos años han sido de pérdidas de familiares a los que quería muchísimo. He tenido que ir compartiendo el tiempo que dedicaba a mi trabajo, que siempre era mucho, con el cuidado de mis padres y de mi marido. Son años en los que no he podido estar al cien por cien en el trabajo porque al final las cuestiones personales pesan más y es que cuando las cosas no van bien tú no puedes estar bien. Unos años que también de alguna manera han pesado a la hora de decidir retirarme en este momento. Han sido años complicados y dolorosos que en cierto modo todavía no he superado.

“Los últimos años en lo personal han sido años complicados y dolorosos y en cierto modo todavía no lo he superado”

-Cuándo estudiabas ¿pensabas en estar al pie del cañón tantos años?

Tenía toda la energía y ganas del mundo y estaba decidida, como todos al salir de la facultad, a trabajar y asumir retos. Lo que nunca me planteé cuando estudiaba es que estaría al pie del cañón más de 30 años en los informativos de una misma emisora y que tuviera un trabajo tan de cara al público para lo bueno y lo malo. Mi meta era ganarme la vida escribiendo en un periódico información. Eso sí, he intentado hacerlo lo mejor que he podido y con la mayor dignidad y honestidad.

“He intentado hacer mi trabajo lo mejor que he podido y con la mayor dignidad y honestidad”

-Echando la vista atrás ¿orgullosa de tu recorrido profesional?

Pues yo lo que espero es no haber defraudado a tantos radioyentes durante estos años. Yo me voy con el cariño de mucha gente y me lo han hecho saber y eso te satisface y te llena de orgullo. Espero que la mayoría me recuerde con cariño.

Imprimir

En campocriptana.info utilizamos cookies para mejorar tu experiencia al navegar por la web. Si quieres saber, To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

  I accept cookies from this site.
EU Cookie Directive plugin by www.channeldigital.co.uk