Diego Martínez Moratalla, todo un espectáculo de arte y danza

“El irme a Madrid cambió mi vida 360 grados, me dio la vuelta”

 

 Laura Figueiredo (20 de octubre de 2024).- Tomelloso, Campo de Criptana, Herencia, Bolaños, Ciudad Real y Madridejos es el recorrido que hasta ahora lleva DiMarty Dance Studio por el mapa de los Carnavales 2024 con su tema “Instinto felino”. Por delante aún queda Mota del Cuervo y Quintanar de la Orden. Detrás de la comparsa, todo un profesional de la danza y del escenario, porque donde está él hay espectáculo. Detrás hay una historia llena de trabajo, disciplina y valentía.

Es Diego Martínez Moratalla, y su vida dio la vuelta cuando decidió irse a Madrid a estudiar danza en el Conservatorio y Escuela Nacional Victor Ullate. Y lo hacía después de haberse graduado en Farmacia en Albacete y de contar con un trabajo en una farmacia de su pueblo, Campo de Criptana. Tocaba hacer lo que realmente le gustaba desde pequeño y para lo que contaba con muy buenas cualidades naturales. Antes, le había faltado valentía y madurez, pero tenía claro que había que intentarlo y logró graduarse en Artes Escénicas y Danza Moderna junto a Interpretación con la especialidad de danza aérea o acrobática.

Diego es todo energía y entusiasmo. Un entusiasmo que traslada al escenario y que contagia. Está orgulloso de lo conseguido y vive una felicidad que solo la empaña la muerte de su madre hace tres años. Feliz por lo logrado y feliz por cómo superó todos los obstáculos propios de una carrera dura y competitiva y de compaginar estudios con trabajo para poder pagar una escuela privada de la categoría de la de Víctor Ullate y su estancia en Madrid.

A la escuela entró, tal y como le dijeron, como un diamante en bruto y salió pulido, preparado para seguir puliéndose en los escenarios. Ahora y tras pocos años es director artístico y coreógrafo de la Orquesta La Mundial y bailarín en una compañía en Madrid además de haber vuelto a su pueblo donde estos dos últimos cursos, ha puesto en marcha Dimarty Dance Studio. Por delante quedan muchos sueños y proyectos que Diego no está dispuesto dejarlos escapar.

Agradecemos la cesión de la foto a Jesús Manzaneque


-A ver Diego, yo te vi hace años en la farmacia de Neira trabajando y a los años me encuentro contigo sobre un escenario. ¿Cómo fue ese proceso?

¡Puf! Es que pasaron muchas cosas. Mira, yo estudio primero de Farmacia en Albacete, estuve en la farmacia de Neira donde hice las últimas prácticas y allí me quedé después contratado. Estuve un año trabajando. Y todo bien, pero yo seguía dando vueltas a la danza que me gustaba desde pequeñito así que aprovechaba los fines de semana para ir a Madrid a tomar clases con Quique Guijarro que llegó a segundo finalista en el programa “Fama a bailar". Me vio bailar y cuando terminé se acerca y me dice que me veía mucho potencial y que, si no me había planteado mudarme a Madrid para hacer una formación, una carrera de Artes escénicas en Danza Moderna

-Ya no eran cosas tuyas era un profesional quien te empujaba a apostar por la formación profesional en danza.

Claro, y no era la primera vez que lo oía. También me lo habían dicho los profesores de la Escuela Municipal de aquí, de Campo de Criptana, Ramón Yébenes y Ana Muñoz. Es más, ellos se ofrecieron a prepararme para el Conservatorio de Danza de Albacete. Les dije que no, era la primera vez que salía de casa, había optado por Farmacia y me daba miedo hacer las dos cosas a la vez. Me daba respeto el meterme en las dos cosas.

-Pero nunca es tarde si la dicha es buena.

Efectivamente. En Madrid Quique Guijarro me seguía insistiendo. Me informa de que salía para ese curso una carrera para Artes Escénicas en la que él iba a ser profesor. Me informa y me dice que hay una prueba de nivel para ingresar.

-¿Y qué te decían en tu casa?

Pues la verdad es que no lo comprendían. Y es que veían que tenía un puesto de trabajo en la farmacia de Neira y en el mismo pueblo y no entendían que lo dejara por lanzarme a una aventura de danza y baile. Además, es que yo estaba fenomenal con Mª José y con los compañeros para los que solo tengo palabras de agradecimiento. Pues lo típico de los padres que me decían -ahora te vas a Madrid a la aventura a hacer unos estudios que sabe Dios…- y dije –pues sí-.

-Creo que fue y sigue siendo la postura de muchos padres. ¿Puedes entenderla?

Sí, si es hasta comprensible, pero, en esos momentos no tuve el apoyo de nadie. He de decir que la persona que me empujó a irme fue Mª José Neira porque a mí me daba miedo y ella me lo facilitó todo, nunca se me olvidará la frase que me dijo: -Diego vete a Madrid, prueba seis meses y si te va mal, yo te espero-. Fue decirme eso y ya mi cabeza hizo clic y me fui. Era lo que me faltaba y ya sí que me iba con una mano delante y otra detrás. Mis padres ya me habían pagado unos estudios y y estos estudios mes los quería costear yo. 

-Cómo fueron esas pruebas de nivel que sin duda superaste.

Pues siempre cuento que me encontré rodeado de personas que venían ya con una preparación previa. Yo no, yo nunca había estado en una escuela; llegaba con mis condiciones naturales, como amateur y poco más. El panorama desde luego no invitaba a pensar que daría la talla. Todos estirando con unas posturas complicadísimas, mucha flexibilidad, movimiento…; todos hablando de sus escuelas estupendísimas y yo pues a ver qué iba a decir, pues que venía de ningún sitio. Me miraban con cara de asombro. Me empecé a sentir como chiquitito pensando –yo aquí no tengo nada que hacer-. Y ya fue transcurriendo la mañana y fui pasando las tres fases. Cuando al final me nombra el jefe de estudios me dijo: -que sepas que eres un diamante en bruto y aquí dentro te vamos a pulir y vas a salir siendo un gran bailarín-. Eso fue una piloerección, sí que se te ponen los pelos de punta. Me emocioné y entré.

“Cuando entro en la escuela de Víctor Ullate me dicen -eres un diamante en bruto y aquí dentro te vamos a pulir-”

-Y empezó tu camino de formación profesional. ¿Cuánto tiempo?

Cinco años, pero te aseguro que cinco años de mi vida muy, muy intensos. Hice dos grados a la vez: Artes escénicas y Danza moderna junto a Interpretación y a la vez trabajaba en una farmacia en Las Rozas de 24 horas los 365 días. Me pasaba prácticamente todo el día de arriba para abajo. En la escuela entraba a las 8 de la mañana, me levantaba a las 7. Salía a las 3, corriendo a casa, ducha, comer y farmacia desde las 6 de la tarde hasta cerca de las 2 de la noche que salía y tocaba esperar un bus para llegar a casa, cenar y a veces estudiar. Y así estuve casi seis años.

-¿En ningún momento dijiste –tiro la toalla?

Cada cuatrimestre yo decía –lo dejo-. Pero yo tenía a Alba que, junto a mi madre, que por desgracia ya no la tengo, y mi hermana son las tres mujeres de mi vida. Ella fue mi apoyo en todo ese trayecto allí en Madrid donde ella también estudiaba. Y sigue siendo mi apoyo. Y fui tirando, tirando y me saqué los estudios. El primer año suspendí muchas, pero luego metí el turbo y aprobé y es que era mucho trote el que llevaba.

-¿Y cómo fue tu estreno sobre un escenario?

Pues fue muy satisfactorio y disfruté como un niño pequeño. Mi primer trabajo en Madrid fue debutar como bailarín en el programa de El Hormiguero. ¡Puf! fíjate en la tele y fue muy guay. Luego hice algunos bolitos sueltos que me llamaban para eventos y tuve que dejar EH por no poder compaginar horarios con la farmacia donde seguía trabajando. Cuando termino hago un casting para la Mundial Orquesta Show que es donde estoy, buscaban un bailarín acróbata que es mi especialidad dentro de la formación. Paso a ser bailarín principal, además de acróbata, y es cuando dejo la farmacia pues veo un trabajo más estable. Ahora estoy de director artístico y coreógrafo, me ascendieron el año pasado.

-Cuando decides en un principio estudiar farmacia, ¿hubo una lucha contigo mismo? ¿te faltó valentía?

Yo de pequeño veía la TV y a los bailarines y decía –yo quiero estar ahí-. Y te voy a ser sincero, no me atreví por el rechazo social. En un pueblo no está bien visto que un chico baile y se dedique al arte del baile. Ahora las cosas han cambiado, pero estamos hablando de hace 15 años. Era una mezcla de motivos, por una parte, no me atrevía a hacer farmacia y danza a la vez y por otra, el qué van a decir. El ser bailarín no se veía como un trabajo, igual que pasa con tantas actividades artísticas. Miedo a dar el paso a una profesión muy inestable y al rechazo social. Es que se veía como cosa de gente bohemia. Cuando decido ir a Madrid a estudiar danza ya hay una madurez, no era lo mismo de cuando me fui con 18 años a estudiar a Albacete.

“No me atreví a apostar desde un principio por la danza por miedo a dar el paso a una profesión muy inestable y al rechazo social. Me faltaba madurez”

-Eres consciente de que tu estilo y tú mismo eres diferente a la mayoría.

No, no en absoluto. Nunca me he sentido raro ni rechazado, aunque sí juzgado. Un chico con pelo largo, con moño... Ahora sí soy consciente de que llamo la atención, que soy diferente, pero hasta ahora no lo he sido. Pero es que llamo la atención hasta en Madrid y entre mis compañeros bailarines y eso sí que a mí me llama la atención, en un gremio tan diferente en la estética.

-Han pasado cuatro años desde que terminaste tus estudios y puedes decir que ha merecido la pena.

Mucho y yo estoy muy contento. Quitando la pérdida de mi madre hace tres años que me destrozó puedo decir que soy plenamente feliz. Estoy muy agradecido porque de todos los compañeros que hicimos la carrera en el conservatorio soy de los pocos que estoy trabajando en ello. Y había gente muy buena y mejor que yo y no está trabajando. En fin, que estoy orgullosísimo, pero también te digo que si tuviera que hacerlo ahora creo que no podría seguir ese ritmo de vida. También te digo que aprovecharía y estrujaría aún más las oportunidades. Llevé una vida frenética, y el irme a Madrid cambió mi vida 360 grados, me dio la vuelta. Adaptarme a Madrid, al trabajo en la farmacia con cursos y formación incluida, romper una relación… Mucho, mucho. Pero tengo claro que todo el mundo debería experimentar lo que yo he experimentado y aunque sea una vez en la vida solo: trabajar en lo que te gusta. Yo no siento que estoy trabajando.

“Quitando la pérdida de mi madre hace tres años, que me destrozó, puedo decir que soy plenamente feliz”

-¿En qué lugar queda farmacia?

Pues mira que me gusta farmacia, pero yo iba a trabajar y es muy diferente a cómo voy a trabajar con La Mundial. Y mira que es una auténtica paliza, pero no me cuesta trabajo, yo soy feliz y deseando levantarme para ir a otra ciudad nueva, a otro escenario nuevo y proyectar delante de 3.000 personas el arte del movimiento. Deseando tener un bolo que me llamen de La Mundial y encima estoy cobrando. Y me gusta decir que se puede vivir del baile y el escenario y lo digo para romper prejuicios; eso sí, te lo tienes que trabajar mucho, muy duro y luchar.

“Y me gusta decir que se puede vivir muy bien del baile y el escenario y lo digo para romper prejuicios”

-Háblame de ti como bailarín ¿Cuál es tu perfil?

Me defino como bailarín multidisciplinario. La carrera era muy versátil, estudié clásico, flamenco, contemporáneo, técnica grahan, jazz, jazz musical, diferentes estilos de danza urbana que es moderno, hip-hop y como especialidad me cogí danza aérea que es acrobacia e hice tap-claqué. Ahora es lo que se busca, bailarines versátiles y si eres versátil y eres bueno y has trabajado y eres constante tienes trabajo.

-¿Qué te exige ser bailarín profesional?

Me exige estar en una continua formación, no puedes bajar la guardia. Hay gente muy buena y la primera exigencia es estar en el top y para ello no dejar de formarte, trabajar y trabajar y constancia. A la puerta de tu casa no van a venir a buscarte.

-El público te dice olé. ¿Qué te dice la familia, los amigos…? ¿Qué te dice Criptana?

Pues yo estoy muy agradecido a mi gente y a la gente que tengo a mi alrededor. Orgullosos de ver el resultado después de verme luchar como he luchado y lo que más celebran, es ver cómo lo disfruto.

-¿Cómo nace DiMarty Dance Studio?

Pues nace a petición de la gente de Criptana. Voy a ser sincero, me pedían que abriera una escuela en el pueblo y yo siempre decía que no. Lo primero de un bailarín y primordial es salir al escenario y demostrar todo lo que has aprendido y mostrar mi figura como bailarín y disfrutarlo. La gente siguió insistiendo y Javi (Javier Sánchez-Guijaldo) me propuso hacerlo en sus instalaciones. El primer año empecé dando clases sueltas y viendo que cada vez venía más gente y que querían seguir pues se me ocurrió abrir DiMarty Dance Studio. Un éxito, en un año hemos duplicado alumnado. A la gente le encanta la danza moderna, contemporánea, clásica y danza aérea. El clásico y contemporáneo lo da Alicia García-Casarrubios.

-Y os da tiempo a sumaros al Carnaval.

Sí, este año ya lo hemos trabajado con más tiempo y salimos a la calle con Instinto felino. Mucho trabajo alrededor, pero lo estamos disfrutando y mucho.

-¿Por qué gusta tanto el carnaval?

La danza es parte del arte de Criptana y su escenario es el carnaval. Allí explota todo ese entusiasmo por la danza. Es una forma de proyectar la danza y de una forma divertida.

“En el carnaval explota todo el entusiasmo que Criptana tiene por la danza”

-¿Cómo ves Criptana?

Un pueblo culto y muy referente en cultura. Referente en música, danza, teatro, pintura… y gente muy buena y muy profesional.

-Sí, pero os vais.

Sí, pero nos vamos. Bueno, yo me he ido y he vuelto parcialmente, pero es verdad que nos vamos porque si quieres seguir creciendo tienes que salir de Criptana. Criptana es cultura hasta cierto nivel y Madrid y Barcelona abren puertas en el espectáculo.

-Tú sí que eres un espectáculo de arte y danza.

Muchas gracias. Me encanta oír eso. 

 


Imprimir   Correo electrónico

Publicidad

Image
Image
Pertenece a:
Image

BOLETÍN DE NOTICIAS

Suscríbete a nuestro boletín de noticias semanales para seguir la actualidad de Campo de Criptana.

SÍGUENOS
Facebook   Facebook  twitter Youtube

En campocriptana.info utilizamos cookies para mejorar tu experiencia al navegar por la web. Si quieres saber, To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

  I accept cookies from this site.
EU Cookie Directive plugin by www.channeldigital.co.uk