Cáritas agradece la extraordinaria generosidad de los criptanenses en tiempos difíciles

La campaña de Navidad  supera el doble del dinero recogido otros años con más de 19.000 euros

Laura Figueiredo (8 d enero 2021).- A Cáritas Parroquial de Campo de Criptana solo le cabe decir un GRACIAS muy grande a los vecinos de la localidad que una vez más han mostrado su generosidad y además lo han hecho de manera extraordinaria. Así nos lo cuenta el director de Cáritas, Alfonso Ortiz Martínez-Meco, quien nos facilitaba la cifra final recogida a lo largo de estas semanas de Navidad, concretamente 19.580,50 céntimos. Una cifra por encima del doble recogido en campañas anteriores en las que se ingresaba entre los 8.000 y los 9.000 euros.

 

Alfonso afirma que la respuesta de Campo de Criptana a la Campaña de Navidad ha estado por encima de todo lo previsible y más en una campaña en la que, como todo en estos tiempos, ha tenido que adaptarse a las circunstancias y se ha desarrollado de una forma muy diferente. Unos cambios que hacían difícil cualquier previsión y abrían muchas dudas en medio de la incertidumbre. En cualquier caso Alfonso señala que se contaba con la solidaridad de los criptanenses que siempre se ha hecho más grande y sensible ante las dificultades y precisamente “vivimos, indicaba el director, una situación que para muchos se hace verdaderamente triste y complicada”.

El director de Cáritas Parroquial concreta que la cifra final recoge el dinero aportado directamente en los sobres depositados en las mesas el día 19, jornada de la Campaña de Navidad, y en las misas de estas semanas pasadas así como algunos ingresos realizados a la cuenta bancaria de la organización eclesiástica.

 

Alfonso nos recuerda que este año la campaña tuvo que cambiar por completo su desarrollo olvidándose de la tradicional Caravana de Cáritas. Ante la situación de pandemia y ajustándose a lo establecido desde la Diócesis de Ciudad Real se optó por colocar un total de once mesas en otros tantos puntos de Campo de Criptana para la recogida de sobres. Unos sobres que una semana antes fueron repartidos casa por casa y buzón por buzón por un grupo de voluntarios en todo el pueblo. El horario que se estableció desde el principio fue amplio, de 10 a 14  horas y de 17 a 20 aunque esa tarde la lluvia obligó a recoger más de una mesa.

Por otra parte, el director de Cáritas explica que desde un principio se dirigió la campaña a la recogida de ayuda económica con la que poder dar una respuesta concreta a las necesidades de cada familia y persona a la que se apoya y ayuda. A pesar de ello, hasta la despensa de Cáritas llegaban alimentos a través de la iniciativa que arrancaba del colegio Ntra. Sra. del Rosario y de la EFA Molino de Viento.

Alfonso no quiere dejar de agradecer el tiempo y el esfuerzo de voluntarios jóvenes y no tan jóvenes que siempre están dispuestos a estar donde se les necesita. Manos que una vez más han sumado a pesar de las dificultades y complicaciones en una campaña tan distinta a la tradicional. Asimismo, el director es consciente de que el resultado de la campaña pone de manifiesto también la confianza que los criptanenses tienen en Cáritas y  en su trabajo al lado de los más desfavorecidos.

Por ello, ahora como siempre, Cáritas sigue teniendo ante sí el reto de estar cerca de los más necesitados y como reza el lema de este año “estar más cerca que nunca”. Una cercanía que rompa las distancias sanitarias y acoja a corazón abierto, lejos de los rostros cubiertos y muchas veces doloridos. “Hay mucho por seguir haciendo y para ello contamos con la generosidad y la ayuda de los criptanenses” terminaba diciendo Alfonso con un tono de satisfacción y agradecimiento.

 


Imprimir   Correo electrónico