Campo de Criptana en la recta final de las vacunaciones COVID-19

Una de las enfermeras del equipo de Campo de Criptana vacunando a un menor poco antes de comenzar el curso

Cristina Valle, enfermera encargada del tema COVID-19: “La respuesta de los criptanenses ha sido estupenda”

Laura Figueiredo (7 de septiembre de 2021).-El trabajo del equipo de enfermería es el último eslabón de un largo proceso de vacunación que termina con un pinchazo en el brazo  en el centro de salud. Dos dosis, por ahora, de vacuna contra el coronavirus SARS-COV-2  en una campaña que va viendo el final.

Cristina Valle Amores es la enfermera encargada del tema COVID en el Centro de Salud de Campo de Criptana y nos acerca a un trabajo “que nos parece fácil pero no lo es”- Sin lugar a dudas  ha supuesto y supone un sobreesfuerzo para los sanitarios en general y en el caso de las vacunas para el equipo de enfermería de los centros de salud.

Ahora y tras ocho meses desde las primeras vacunas se empieza a ver el final. La última cifra  facilitada por la gerencia de Alcázar de San Juan es de un 85% de la población del área sanitaria mayor de 12 años vacunada con pauta completa. Un porcentaje con fecha del pasado fin de semana y que está por encima de la media nacional.  Un trabajo que ha merecido la felicitación al personal de enfermería por parte de los responsables sanitarios del área en el que se encuentra Campo de Criptana.

 A fecha 5 de septiembre el 85% de la población del área de salud de Alcázar de San Juan mayor de 12 años está vacunada con pauta completa

Cristina se siente orgullosa del trabajo que todo el equipo de enfermería del centro criptanense ha realizado y sigue realizando. Además, en lo personal esta joven enfermera de Consuegra ha visto como se ha pasado de la oscuridad de los primeros meses a la luz y la esperanza que han supuesto las vacunas. Cristina trabajaba en una residencia de personas mayores cuando se declaró la pandemia y se ordenó el confinamiento total.

Recta final

El porcentaje de criptanenses que quedan por vacunar es muy bajo y prueba de ello es que en la última vacunación masiva sin cita del pasado 27 de agosto sobraron viales mientras que una semana antes faltaron dosis.

Entre las personas que quedan por vacunar están sobre todo jóvenes y niños mayores de 12 años

En la lista de los no vacunados hay niños mayores de 12 años, personas que pasaron la COVID-19 y que por protocolo han tenido que esperar seis o dos meses y algunos jóvenes y vecinos que por vacaciones o desplazamientos no han podido acudir o citarse. “Ya queda poca gente por vacunar”  afirma Cristina quien por supuesto no se atreve a poner una fecha de punto y final y más cuando se habla ya de una tercera dosis para grupos específicos  que aún está por decidir de manera oficial.

Cristina nos cuenta que hay pocas personas que rechazan la vacunación y algunos “negacionistas” luego han cambiado de opinión. La gente, añade, "estaba deseando que les llamaras y antes de oír el día y hora de la cita ya estaban casi en la puerta de la casa para venir”.  Nuestra enfermera explica que "siempre lo desconocido da un respeto o temor y he notado más miedo en los jóvenes que en la gente mayor que enseguida respondía con un –ahora mismo-".  

“He notado más miedo en los jóvenes que en la gente mayor”

En cualquier caso, Cristina reconoce que a pesar de la buena disposición de la gente ella y sus compañeras han tenido que dar muchas explicaciones a personas que ponían en duda el orden de vacunaciones o exigían que se les llamara ya.

Mucha coordinación en un trabajo en equipo

En el Centro de Salud se trabaja en coordinación con la Gerencia de Alcázar de San Juan quien informa de las vacunas  de las que se dispondrán de una semana para la siguiente así como los listados de las personas que hay que citar. En un principio las citas se hacían todas por teléfono, llamadas para las que se ha contado con todo el personal de enfermería y con el apoyo total de administración. Así se fue citando con día y hora teniendo en cuenta la fecha de la segunda dosis y jugando con los “huecos” de las personas que por diferentes motivos no pueden ir a la hora y día de la cita.

Estos últimos datos, día y hora, son esenciales porque tal y como nos explica Cristina “los viales son limitados y duran poco tiempo”. En el caso de la vacuna Pfizer se obtienen seis dosis por vial que hay que gastar en las siguientes seis horas. De ahí, la importancia no solo del número de personas a vacunar sino también de la hora de vacunación y la puntualidad. Si alguien fallaba rápidamente se avisaba a otra persona. A la vez no hay que olvidar que hay que citar para una segunda dosis dependiendo del tipo de vacuna lo que obliga a asegurarte no solo que la persona no tenga problemas para la nueva fecha sino que además cuentes para entonces con la cantidad de viales necesarios. “Trabajamos, concluye Cristina, pensando en la siguiente semana y en la segunda dosis a la vez que estás vacunando primeras y segundas dosis”.

Dosis preparadas para vacunar una vez que las enfermeras han preparado cada uno de los viales

 La coordinación y el trabajo de todos le permiten decir a Cristina que “aquí no ha sobrado ni una sola dosis, siempre trabajábamos con lista alternativa”.

“Aquí no ha sobrado ni una sola dosis, siempre trabajábamos con lista alternativa”

Cuando las vacunas llegaban con cuentagotas

Cristina Valle recuerda como se empezó a vacunar en enero pero no se logró una continuidad hasta meses más tarde cuando las dosis comenzaron a llegar sin interrupciones y en cantidades suficientes. “Venían con cuentagotas y por ello se tuvo que priorizar por grupos de riesgo” señala Cristina. Después de Semana Santa  empezaron a llegar las vacunas en cantidad y el ritmo de citaciones se aceleró y se pudo llamar  a los grupos por edades en gran cantidad. Es entonces cuando se vacunaba todos los días de la semana (excepto el lunes que no había vacunas) e incluso fines de semana. Se han llegado a poner en un mismo día cerca de 300 vacunas en el Centro de Salud criptanense.  Ahora ya en la recta final un día se dedica a la primera dosis y otro a la segunda. Los únicos paréntesis  en el ritmo han sido los cambios y lagunas en los protocolos.

En Criptana se ha vacunado con AstraZeneca al grupo que correspondía. Hay una minoría vacunada con Jansen de una sola dosis y la mayoría de los criptanenses han recibido las dos dosis de Pfizer y en una cantidad un poco menor de Moderna.

Cuando todo un equipo se vuelca en todo

Cristina destaca de manera especial la organización del equipo de enfermería y la respuesta que ha tenido. “Todo el mundo se ha volcado con todo” afirma esta enfermera consaburense. Un equipo de unos diez profesionales que han citado por teléfono, cogido avisos, preparado vacunas, cargado dosis, introducido datos en el ordenador, revisado listados, hecho PCRs, serologías… Paralelamente han seguido atendiendo el trabajo habitual: pacientes, curas, visitas a domicilio, controles de Sintrom, analíticas, pruebas… Una sobrecarga de trabajo en la que Cristina no ha tenido ni tiempo de pensar “había que hacerlo y lo haces”.

Los profesionales de enfermería han sido los encargados de gestionar y registrar los datos de cada una de las personas vacunadas

De la oscuridad a la luz

Por otra parte y ya en el ámbito de lo personal, Cristina Valle nos dice que se siente contenta de ser parte de un proceso en el que se van viendo soluciones.

Los primeros meses de la pandemia Cristina trabajaba en una residencia de personas mayores y “aquello fue muy duro en pleno confinamiento, nada que ver con el ahora”. Esta enfermera manchega vio la cara más negra de la COVID-19 y “ahora aquí en Criptana estoy viviendo parte de la solución”. Habla desde la prudencia sabiendo que el virus está pero también con la sonrisa de quien ha vivido en primera línea un antes y un después de las vacunas.

Cristina Valle Amores es de Consuegra, lleva ejerciendo de enfermera seis años y llegaba al Centro de Salud de Campo de Criptana en el verano de 2020 para hacer sustituciones. Una vez terminadas las suplencias estivales desde la Gerencia Sanitaria de Alcázar se le designa encargada del tema COVID-19 en el centro criptanense.

En campocriptana.info utilizamos cookies para mejorar tu experiencia al navegar por la web. Si quieres saber, To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

  I accept cookies from this site.
EU Cookie Directive plugin by www.channeldigital.co.uk