Vuelve la hostelería y se levantan las restricciones de movilidad entre provincias

Castilla-La Mancha levanta el cierre perimetral por municipios. Seguirá sin permitirse la entrada y salida de la región sin causa justificada, pero se permitirá la movilidad entre provincias y municipios, salvo aquellas que tengan una mayor incidencia de contagios. La medida entra en vigor esta medianoche y tendrá vigencia en los próximos diez días.

Apertura parcial de la hostelería y comercios

En cuanto a las medidas para frenar la tercera ola, se levantan las medidas de nivel 3 avanzado. Castilla-La Mancha vuelve a nivel 3, con excepción de las localidades de Torrijos, Casarrubios y Fuensalida que tienen alta incidencia de casos.

Salvo en estos municipios, en el resto se permite la apertura de bares, gimnasios, teatros y museos. El aforo pasa a 1/3 en interior (sin consumo en barra)  y en exterior, la mitad del aforo. Sólo se permitirá el consumo sentado, en ningún caso de pie.

Los establecimientos de ocio cerrarán una hora antes del toque de queda, es decir, a las nueve. Y se hará un registro de todos los usuarios, a través de una aplicación con QR que facilitará el rastreo.

Toque de queda a las diez

El Consejo de Gobierno reunido de manera extraordinaria, mantiene, sin embargo, el toque de queda a las diez de la noche y las reuniones de un máximo de seis personas.

Desescalada en dos tiempos

La idea del Gobierno regional es sumar a esta primera modulación de medidas, otras nuevas en otros 10 ó 15 días, un segundo paquete en “una segunda fase de normalización, dentro de la prevención y cautela”, dijo este miércoles el presidente de Castilla-La Mancha.

Las medidas nivel 3 reforzado llevan vigentes en Castilla-La Mancha desde el pasado 18 de enero y contemplaban el cierre perimetral de municipios, el toque de queda a las 22:00 y el cierre total de la hostelería y los comercios de más de 300 metros cuadrados.

Fuente: CMM


Imprimir   Correo electrónico